Page 4 - Boletininternacional49
P. 4

AGENDA

















                                                                    EL ARTE DE LASTENIA CANAYO

               VARGAS LLOSA Y GARCÍA MÁRQUEZ                     Se debe al recordado  historiador Pablo Mace-
                                                                 ra haber promovido la obra singular de la artista
                                                                 amazónica Lastenia Canayo García. Hace más de
               n la década de 1960, la Universidad Nacional de   veinte años, ella formó parte del grupo de creado-
            EIngeniera (uni) practicaba a conciencia en el Perú el   res convocados por el maestro sanmarquino para
            atinado criterio de vincular siempre los estudios cien-  ilustrar libros de  mitología y plasmar, en nuevos
            tíficos y tecnológicos con las humanidades, a través de   o tradicionales soportes, representaciones capaces
            un programa de promoción cultural. Fruto de aquel    de expresar la llamada «cosmovisión» de sus pue-
            esfuerzo  fue,  por  ejemplo,  la  publicación  de  la  céle-  blos. La artista y el historiador editaron, incluso,
            bre revista Amaru, que dirigió el poeta Emilio Adolfo   un libro: Los dueños del mundo shipibo (Lima, 2004),
            Westphalen, el impulso de la pinacoteca de la uni con   donde  ella recoge  un centenar de mitos que le
            importantes obras de arte peruano y la visita de desta-  fueron transmitidos por su abuelo, el curaca shipi-
            cadas figuras de las letras -Jorge Luis Borges incluido-   bo-konibo Arístedes García. Lastenia Canayo nació
            para participar en actividades que se desarrollaban en   en la comunidad de Roroboya, en el Bajo Ucayali,
            el campus universitario.                             en 1962. Su nombre original es Pecón Quena, que
                                                                 significa «La que llama a los colores». Aprendió de
                Entre esas actividades, memorable fue el encuen-  joven el arte cerámico shipibo y se dedicó luego a la
            tro que sostuvieron en la Facultad de Arquitectura de   pintura, el bordado y la talla en madera, para des-
            la  uni,  en  septiembre  de  1967,  dos  jóvenes  escritores   plegar un repertorio visual de las míticas entidades,
            latinoamericanos, que se habían conocido hacía pocas   «ibos» o «dueños» que, según la creencia, habitan el
            semanas y ganarían con el correr de los años el Premio   interior de plantas, animales y otros seres u objetos
            Nobel: Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa.   para protegerlos. La artista ha realizado numerosas
            García Márquez acababa de publicar su obra maestra,   exposiciones y, luego de ser víctima del covid, ha
            Cien años de soledad, y empezaba a convertirse en una   retomado su trabajo, convertido en referente en el
            estrella literaria. Su interlocutor, que en cierto modo lo   arte amazónico contemporáneo.
            entrevista, venía de recibir el Premio Rómulo Gallegos   https://lastenia.ruraqmaki.pe/p/artista
            por una de sus grandes novelas, La casa verde, y no tarda-
            ría en ser reconocido como una de las figuras cimeras de
            la narrativa contemporánea. El sustancioso diálogo fue,
            poco después, publicado por la uni, y ha sido reeditado
            ahora por el sello Alfaguara con el título Dos soledades.
            Un diálogo sobre la novela en América Latina.            ministerio de relaciones exteriores
                Esta publicación resulta el preludio de otra que Al-
            faguara ha tenido el acierto de reeditar, a cincuenta años   dirección General Para asuntos culturales
            de su primera edición, y que quedó luego en la sombra
            por una desavenencia personal entre ambos autores. Se
            trata de Historia de un deicidio, originalmente la tesis que
            presentó Vargas Llosa para obtener el doctorado en la
            Universidad Complutense de Madrid y, a partir de su
            edición en 1971, un libro de referencia para los estudio-
            sos de García Márquez y para todo aspirante a narrador.
            Con su reconocida agudeza, Vargas Llosa analiza las
            estrategias y mecanismos narrativos que emplea García
            Márquez para hacer de Macondo y sus historias enlaza-
            das un mundo propio que hechiza a sus lectores. Bien
            dijo Gerard Martin, biógrafo de García Márquez, que              Jr. Ucayali 391, Lima 1, Perú
            este libro de Vargas Llosa es «uno de los homenajes más           quipuvirtual@rree.gob.pe
            generosos y notables de la historia de la literatura que un      www.ccincagarcilaso.gob.pe
            gran escritor haya dedicado nunca a otro».

            4
   1   2   3   4